La torre Windsor en llamas

 

 

 

Sin título

 

 

Me llegaron muchos comentarios y cuestiones a raiz de los últimos incendios ocurridos en edificios de altura, como curiosidad para algunos tecnicos rescate este articulo de 2004 donde se incluyen muchos terminos que increiblemente siguen siendo de actualidad..

Rafael Sarasola Sanchez-Castillo
Doctor Ingeniero de Caminos ,Canales y Puertos
CEO Solexin

LA TORRE WINDSOR DE MADRID

Un acontecimiento como el incendio Windsor es evidente que es un suceso mediático. La altura del edificio, 100 metros, 30.000 m2 de oficinas, trabajando en el edificio estaban 4.000 personas, la influencia en la zona comercial colindante, las compañías de seguros involucradas, la valoración política en reflexión hacia las acciones preventivas y de actuación realizadas y una multitud de factores que nos conducen a un suceso de una relevancia político social muy importante.

Me gustaría al respecto realizar los siguientes comentarios:

• Felicitar a los equipos de bomberos por su intervención como siempre profesional y dando lo máximo de sus posibilidades.

• Lamentar profundamente los efectos perjudiciales tanto personales como económicos que este incendio ha podido acarrear a multitud de personas y entidades.

• Si sirve este acontecimiento para que todos nos sintamos involucrados en la protección contra incendios, que hay que cumplir como mínimo las normas (algunas veces no es suficiente), que hay que instalarlo y mantenerlo bien, entonces se habrá aprovechado la experiencia de este desastre que permitirá evitar otros similares en el futuro.

• Es obvio que los técnicos contra incendios deben redactar los proyectos, pero considero muy importante el control de los mismos mediante organismos independientes como son los bomberos. ¿Quienes entran si hay un fuego? ¿Nos preocupan realmente las personas y los bienes? En este caso hay que ser claramente conservadores y no dejarnos llevar por soluciones de menor coste promovidas en muchos casos por auténticos oportunistas o generadores de plusvalías.

• La protección contra incendios se compone de sistemas activos y pasivos. Los sistemas activos producen la extinción del mismo, facilitan la detección y existen diferentes tecnologías en función del desarrollo del fuego. Pero me gustaría, ya que se ha comentado poco, resaltar la importancia de la Pasiva.

• Imaginemos un escenario de fuego donde se produce un incendio. ¿Qué materiales tenemos dentro de este compartimento en un momento dado y que carga de fuego? Parece claro que la carga de fuego en un sitio determinado es vital, pero ésta varía o no, los sistemas de extinción funcionaran (si están bien mantenidos), aparece como vital la compartimentación.

• La compartimentación significa mantener el fuego en el entorno controlado en el que nos movemos facilitando la evacuación y posteriormente la extinción. Les pongo un ejemplo, un techo estable al fuego durante un tiempo determinado permanece en su posición y no se cae permitiendo la salida de las personas. Los humos, factor del 80% de muertes, deben estar en conductos resistentes al fuego para evitar su propagación. ¿Y los cables? Están protegidos adecuadamente, existen cortafuegos para evitar que los fuegos pasen de una planta a otra sin tanta facilidad. Como saben, los cables son magníficos transmisores del fuego en un momento dado.

• Considero vital realizar una buena compartimentación y protección estructural. Han aparecido numerosos artículos hablando de la bondad del hormigón. Me permito solamente recordar incendios con muertos en Europa en túneles donde el efecto spalling del hormigón y un desprendimiento total obligarían a una buena compartimentación.

• Con unas buenas medidas de ambos tipos de protecciones, tanto activa como las técnicas de pasiva en sectorización y protección estructural, complementadas con un Plan de Autoprotección se logrará que los edificios en altura estén AUTOPROTEGIDOS, haciendo mucho más difícil que ocurran desastres como los del Windsor.

Como corolario final siempre podremos decir todo es bueno pero claro depende del caso. Sin embargo, me atrevo a decir que la COMPARTIMENTACIÓN y la PROTECCIÓN ESTRUCTURAL es siempre buena, siempre funciona, siempre está en su sitio y además, no precisa de mantenimiento, por lo tanto cuenten con ella.