Nota Informativa Tecnifuego “No hay producto bueno sin una buena instalación”

“Las buenas prácticas en instalación de protección pasiva contra incendios” ha sido el título genérico del desayuno de trabajo entre expertos y prensa técnica, convocado el pasado 27 de septiembre por TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra incendios.

La presentación corrió a cargo de Rafael Sarasola, coordinador del Comité de instaladores de protección pasiva de la Asociación, que resaltó que en “protección pasiva contra incendios, no hay producto bueno sin una buena instalación”.

 

 

 

Al finalizar las intervenciones y el posterior turno de preguntas, Rafael Sarasola hizo un resumen con las principales conclusiones:

–           La calificación del instalador, como la que ha puesto en marcha Cepreven, es un paso muy importante para la profesionalización del sector.

–           El proyecto es clave. Una detallada especificación reduce las incidencias en obra.

–           Falta formación en general. Si existiera un titulo superior especializado en protección contra incendios facilitaría la formación de los técnicos.

–           Falta mas inspección. Cuando es realizada por Bomberos es eficaz por su formación, cuando se utilizan otros servicios hay que dotarles de la preparación  adecuada.

–           Las empresas instaladoras deben ser más competitivas.

–           El director de obra debe estar formado en la materia, es el responsable de la misma. Su firma es la que acredita que se cumplen los requisitos y se puede entregar al cliente. Si hay algún error o incidente, la responsabilidad civil inicialmente recae sobre él.

–           La óptima protección contra incendios de un edificio es la que conjuga protección activa y protección pasiva. Tienen que proyectarse ambas desde el principio.

–           No hay producto fiable sin una buena instalación, por tanto los instaladores deben estar formados y ser profesionales.

–           El mantenimiento en las instalaciones de protección pasiva contra incendios es necesario para asegurarnos el correcto funcionamiento de los productos.

–           La protección contra incendios es un bien social, se trata de salvaguardar la vida de las personas.