Proteccion Pasiva

 

Se llama protección pasiva contra incendios al conjunto de medidas que se disponen en los edificios para protegerlos contra la acción del fuego.

Generalmente, con ellas se trata de conseguir tres fines:

-Salvar vidas humanas.

-Minimizar las pérdidas económicas producidas por el fuego.

-Conseguir que las actividades del edificio puedan reanudarse en el plazo de tiempo más corto posible.

Proteger y salvar vidas humanas suele ser el único fin de la normativa de los diversos Estados cada nación establece los mínimos requeridos que tendrán sus ciudadanos. En algunos países las compañías de seguros participan activamente rebajando las pólizas cuanto más apropiados sean los medios.

Las medidas fundamentales contra incendios pueden clasificarse en dos tipos:

Medidas pasivas:

Se trata de las medidas que afectan al proyecto o a la construcción del edificio, en primer lugar facilitando la evacuación de los usuarios presentes en caso de incendio, mediante caminos (pasillos y escaleras) de suficiente amplitud, y en segundo lugar retardando y confinando la acción del fuego para que no se extienda muy deprisa o se pare antes de invadir otras zonas.

Medidas activas:

Fundamentalmente las instalaciones de extinción de incendios.

 

Catalogo de soluciones constructivas

 

 

Pulse sobre la imagen para descargar el catálogo en PDF

Medios pasivos

 

Para conseguir una fácil y rápida evacuación de los ocupantes del edificio, las diversas normativas determinan el ancho de los pasillos, escaleras y puertas de evacuación, las distancias máximas a recorrer hasta llegar a un lugar seguro, así como disposiciones constructivas (apertura de las puertas en el sentido de la evacuación, escaleras con pasamanos,…). También se establecen recorridos de evacuación protegidos (pasillos y escaleras), de modo que no solamente tienen paredes, suelo y techo resistentes a la acción del fuego, sino que están decorados con materiales incombustibles. Las disposiciones llegan a determinar que un tramo de escaleras tendrá un mínimo de tres escalones, para evitar caídas.

Para retardar el avance del fuego se divide el edificio en sectores de incendio de determinados tamaños, sectores limitados por paredes, techo y suelo de una cierta resistencia al fuego. En la evacuación, pasar de un sector a otro, es llegar a un lugar más seguro.

Se sabe que Nerón, cuando reconstruyó Roma tras el incendio, obligó a que las medianeras de las casas fueran de piedra, para evitar que en lo futuro se repitiese un desastre semejante. Es la primera noticia que se tiene del establecimiento de algo semejante a lo que ahora se conoce como “sectores de incendio”.

 

Aplicaciones Industriales

 

La gama de productos Solexin para la Industria consiste en una serie de:

• Placas de silicato de calcio, sulfato de calcio u otras.
• Juntas intumescentes a base de grafito con varias características de reacción al fuego.
• Juntas aislantes a base de fibras biosolubles, siliconas, masillas y espumas resistentes al fuego.

La combinación de estos productos permite su uso en diversas aplicaciones industriales donde existe la necesidad de aislamiento térmico para altas temperaturas o protección pasiva contra el fuego.

También ofrece soluciones para fachadas en lugares donde se requiere una alta resistencia al fuego.

 

 

Pulse sobre la imagen para descargar el catálogo en PDF