Aplicaciones

Se realiza compartimentando en sectores de incendio para limitar la propagación del fuego, o potenciando la compartimentación existente. Se consigue proporcionar tiempo para la evacuación y la extinción a la vez que se minimizan los daños materiales salvaguardando por lo tanto, vidas y bienes.

La utilización de materiales cuya reacción al fuego sea la adecuada al uso y conforme a las normativas limitará la aparición del incendio y su propagación al inicio del mismo. Materiales poco inflamables, que no goteen y no liberen humo serán los mas adecuados. El ensayo de los materiales de acuerdo con las normas de reacción al fuego garantizará su cumplimiento.

Distribución en áreas limitadas para contener cualquier incendio generado en él, o por el contrario, evitar que penetre un incendio exterior a el. Limita la propagación del fuego en el interior de los edificios y entre edificios adyacentes. Los elementos constructivos que lo limitan deben ser resistente al fuego.

Tipo de elementos compartimentadores:

Cerramientos: elementos planos con función únicamente separadora o delimitadora (dos de sus dimensiones predominan sobre las otra. Ej. Tabiques, tabicones, puertas, compuertas, cierre de huecos….)

Mixtos: tienen además una función portante o de soporte de cargas, el caso de la mayoría de los forjados y los muros de carga. Suelen ser, en general, elementos planos de apreciable espesor.