FIBRA DE CARBONO: ELEMENTO CRÍTICO CONTRA EL FUEGO

 
La fibra de carbono es una técnica de reforzamiento para estructuras a base de textiles y pletinas de carbono. Esta fibra sintética está formada por finos filamentos compuestos principalmente de carbono. Esta fibra actúa mecánicamente de manera muy similar al acero y es ligera como el plástico.

Este producto es muy utilizado en la construcción, especialmente en las obras de reforma. En donde es necesario reforzar algún elemento estructural existente. Algunas aplicaciones de estos nuevos materiales en la rehabilitación tienen que ver también con la reparación de estructuras de hormigón, ya que tienen la propiedad de poder colocarse fácilmente sobre las superficies deterioradas, y gracias a su matriz polimérica se pueden fijar muy fácilmente. No suele haber ningún problema en la resistencia de la estructura, debido a la ligereza del material.

Este material es muy adecuado para estructuras construidas en climas agresivos, como por ejemplo el litoral marino.

Sin embargo, este material al igual que cualquier otro, también tiene aspectos negativos. El principal de ellos es la baja resistencia al fuego que posee. Es un material que por sí mismo no resiste una temperatura superior a los 70ºC. Es por ello que deben contar con un aislamiento y protección pasiva adecuado a la exposición al fuego.

 
 
 
 
En Solexin se han desarrollado nuevas soluciones en 2021 para responder a otras necesidades. Podemos alcanzar resistencias hasta REI 180.
 
IDIOMA / LANGUAGE